¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL PARKINSON?

El diagnóstico del párkinson es fundamentalmente clínico y se realiza tomando en cuenta la historia clínica y la exploración física y neurológica de la persona, ya que no existe en la actualidad un marcador bioquímico. Se basa, por tanto, en la detección de una serie de síntomas motores y en la exclusión de otros posibles trastornos por medio de técnicas de imagen cerebral o analíticas sanguíneas. Los síntomas deben incluir la lentitud de movimientos

(bradicinesia) y, además, al menos uno de los siguientes:

 

 

Existen otros criterios diagnósticos de soporte. Los empleados con mayor frecuencia son los publicados por el Banco de Cerebros del Reino Unido (UK Parkinson´s Disease Society Brain Bank) y se requiere la presencia de al menos tres para un diagnóstico definido:

  • Comienzo unilateral de los síntomas (en un solo lado del cuerpo).

  • Asimetría persistente con mayor afectación en el lado en el que comenzaron las alteraciones.

  • Buena respuesta al tratamiento con levodopa.

  • Respuesta a la levodopa por más de 5 años.

  • Curso progresivo.

  • Evolución clínica por más de 5 años.

  • Curso progresivo.

  • Evolución clínica durante 10 años o más.

  • Hiposmia (afectación de la capacidad para percibir olores).

  • Alucinaciones visuales (percepciones visuales que ocurren en ausencia de un estímulo).

Temblor en reposo

Rigidez muscular

Inestabilidad postural

C/ Cultura s/n.  Barrios los Hoyos - Tafira Baja

CP 35017 Las Palmas de Gran Canaria.

Tlf. 928 336 120/620 794 938

email.  parkinsongrancanaria@hotmail.com