AFRONTAMIENTO DEL DIAGNÓSTICO

Cuando una persona recibe el diagnóstico puede experimentar diversas emociones como miedo o frustración, o una sensación general de pérdida de control. Normalmente las ideas con respecto al futuro, cuando no se sabe realmente la progresión de una enfermedad suelen ser más negativas de lo realmente se presentan después. Por ello es muy importante en estos primeros momentos informarse bien acerca de la enfermedad, su evolución, los síntomas motores y no motores, y el tratamiento para resolver así todas las dudas que puedan surgir.

El efecto que puede tener la noticia del diagnóstico en una persona y su familia va a depender de la etapa y situación vital en el que se encuentre. El diagnóstico puede generar dudas y preocupaciones acerca de las relaciones familiares y de pareja, la vida laboral, la vida social y el ocio entre otros. El proceso de afrontamiento del diagnóstico consta de una serie de fases o momentos por lo que puede ir pasando la persona afectada y sus familiares. Este proceso va a ser diferente y único para cada persona en función de sus características personales y la etapa vital en la que se encuentre. De manera general, es habitual que en los primeros momentos los sentimientos sean de incredulidad y se tienda a negar el diagnóstico. Como en muchas otras situaciones, nadie piensa que le pueda tocar a él o ella.

C/ Cultura s/n.  Barrios los Hoyos - Tafira Baja

CP 35017 Las Palmas de Gran Canaria.

Tlf. 928 336 120/620 794 938

email.  parkinsongrancanaria@hotmail.com