FACTORES GENÉTICOS

El 90% de los casos de párkinson son formas esporádicas, es decir, no se deben a una alteración genética concreta. No obstante, se estima que entre el 15% y el 25% de las personas que tienen la enfermedad cuentan con algún pariente que la ha desarrollado. 

A pesar de ello, otros estudios señalan que un riesgo familiar más elevado no es sinónimo de susceptibilidad genética, de hecho, podría deberse a una exposición común a un factor ambiental.

DNA